Acerca de “Pan, trabajo y libertad”

Entrevista a Pilar Monsell, por Mariano González Junco para Almería Rebelde

Barcelona, 13 de julio de 2010

¿Cómo y cuando tienes por primera vez conocimiento de lo que ocurrió aquel 13 de Agosto de 1976 y qué te llama la atención en estos momentos, precisamente, para realizar un trabajo fílmico sobre aquellos hechos? Sobre todo teniendo en cuenta que eres una mujer joven y que no viviste aquellos años.

Hace tres años, cuando me encontraba a la espera de recibir unos fondos para empezar el rodaje de mi primer trabajo, tuve que quedarme en Granada más tiempo del que pensaba porque el dinero (público) tardaba mucho en llegar.

En ese tiempo, junto a unos amigos, pensamos en organizar un taller de video documental para jóvenes en el Instituto de Enseñanza Secundaria Fray Luis de León, donde uno de estos colegas trabajaba. Entre los alumnos se encontraba un chico bastante peculiar y con mucha energía. El último día del taller me contó que tenía la idea de hacer un corto que se llamaría “El castigado” y que sería un homenaje a su tío, a quien mataron por tratar de hacer una pintada sobre un muro en los años setenta. El que me contó la historia es Rafa Verdejo, sobrino de Javier.

Cuando en enero de este año me propusieron realizar una pieza documental sobre algunos de los casos de impunidad que se habían producido durante la transición, no me acordé de aquella historia. Estuve investigando durante algunas semanas acerca de otros muchos casos, hasta que un día, de repente, me acordé de aquel chico asesinado mientras pintaba y entonces decidí retomar la historia.

La relación directa con el sobrino de Javier, Rafa, que tiene ahora 20 años, fue lo que me dio el empuje para elaborar el planteamiento de la historia, puesto que me permitía conectar el pasado con el presente y poner en conflicto la cuestión de la transmisión de la memoria entre varias generaciones distintas, incluida la mía.

Cuéntanos brevemente como has obtenido la documentación necesaria sobre los hechos para realizar la película y si te ha sido difícil conseguirlo.

Al principio estuve rastreando en internet durante varios días, hasta que di con casi todo lo que había archivado y/o publicado on-line. Encontré sobre todo muchos artículos en prensa generalista y también en boletines de contra-información y en viejas publicaciones de las organizaciones clandestinas de entonces. El problema con toda esta información es que, en cuanto a los hechos, se contaban distintas versiones de lo que había ocurrido.

También gracias a un amigo historiador (*), encontré un artículo de un libro de Antonio Ramos Espejo acerca de la historia del asesinato de Javier; y añadiría que cuando estuve en Almería, en la Biblioteca Villaespesa, me facilitaron el libro sobre la transición de José Ruiz, quien después me dejaría también algunos documentos históricos que hemos utilizado en el rodaje.

Con todas estas publicaciones, tenía algo de información y también muchas dudas. Luego tuve la consecuente necesidad de encontrarme con algunos de los que habían vivido la historia, para entender no sólo qué había ocurrido aquella terrible noche, sino sobre todo porqué motivos se movían aquellos jóvenes, cómo se vivió todo ésto y cuales son los recuerdos que estas personas han guardado durante los 30 años que han pasado desde entonces.

Así que comencé a buscar contactos de personas que por su edad hubieran podido vivir aquellos años a través de las organizaciones políticas que han homenajeado a Javier Verdejo en Almería y también mediante los contactos con algunos amigos de la ciudad. Y así comencé a charlar con gente que me fue pasando otros contactos más cercanos, hasta llegar a los tres chicos que acompañaron a Javier aquella noche.

¿Has podido entablar comunicación directa o indirecta con alguna de las personas que acompañaron a Javier esa noche? Y si es así, ¿qué te han dicho?

El piquete con el que Javier salió a pintar la noche del 13 de agosto estaba compuesto por cuatro personas, él y tres chicos más. Por diversos motivos, ninguno ha querido ser filmado para esta película, pero al menos he podido hablar con dos de ellos y con algunos familiares muy cercanos del otro.

Lo que me parece importante destacar es que los motivos por los que cada uno de ellos quiere permanecer en el anonimato son distintos: uno de ellos no ha querido hablar de la historia desde que ocurrió, he sabido por sus familiares que ha preferido guardar silencio para evitar el dolor, su opción ha sido la de llevar el recuerdo por dentro; otro de ellos, con el que pude hablar por teléfono, está delicado de salud y abrir de nuevo esta historia podría perjudicarle, además, él tampoco quería ser reconocido físicamente puesto que muchos de sus familiares ni siquiera saben que estuvo allí aquella noche; el último de los tres, el único con el que pudimos hablar cara a cara, tampoco se encuentra muy bien de salud y no quería ser filmado porque no quería convertirse en el representante de esta historia, no quería “propaganda” (en sus palabras). Con éste último, tuvimos una conversación que me pareció muy sincera y que nos ha ayudado mucho a situarnos durante el rodaje.

Acerca de las cosas que él ha dicho, creo que será mejor esperar a que la película esté terminada para hablar de ello.

¿Ha cambiado en algo la visión que inicialmente tenías sobre el asesinato de Javier Verdejo y hay algo que te haya llamado expresamente la atención?

Todo ha cambiado. Cuando comencé este proyecto no tenía ni idea de la complejidad de los problemas que rodean esta historia: las distintas versiones que han pervivido son una prueba de la ausencia de una investigación exhaustiva y de un juicio.

El hecho de que la mayor parte de la gente haya optado por guardar silencio durante tanto tiempo e incluso hoy prefiera seguir en el anonimato, las contradicciones en el seno de la familia de Javier acerca de lo que ocurrió y su opción de no participar tampoco en esta pieza dicen mucho de las dificultades que están alrededor de la memoria histórica.

Así como ha sido relatado por algunas asociaciones por la recuperación de la memoria histórica, desenterrar los huesos de los cuerpos de los hombres y mujeres asesinados en la guerra civil y en la posguerra es un trabajo difícil para el que se requiere mucho tiempo y dedicación. Cuando abrían una fosa, alrededor de ella algo se despertaba, con lentitud iban apareciendo vecinos alrededor que iban poco a poco comentando algunos de sus recuerdos del tiempo en el que asesinaron a esas personas. Esto nos habla de que alrededor de los huesos de quienes murieron están también las palabras de quienes están vivos, las historias que han permanecido ocultas por el miedo, y que, por tanto, desenterrar las palabras es una parte fundamental de ese mismo proceso de recuperación de la memoria.

Me parece que una de las cuestiones importantes de esta película es aquello que no vamos a ver en ella, es decir, lo que la realización de ésta pieza ha detonado: ese cierto resurgir de la palabra, volver a hablar de las historias y vivencias de quienes estuvieron cerca.

En Almería en los años de la mal llamada transición y en los primeros de la también mal llamada democracia se produce el asesinato de Javier Verdejo, de los 3 jóvenes del Caso Almería y de Maria Asensio en Huercal Overa. Todos con curiosas coincidencias como el hecho de que fueron protagonizados por la Guardia Civil y que prácticamente ninguno de los culpables ha pagado por ello. Que opinas sobre estos hechos y en general sobre la recuperación de la memoria histórica.

Creo que evidentemente hay una razón de estado que explica que esos hombres sabían que podían disparar a otros hombres y mujeres a matar, y que no iban a ser nunca juzgados por ello. Hay demasiados casos que han sido relatados en las Notas Oficiales de la Dirección de la Guardia Civil utilizando palabras como “accidente”, “tropezón” o “disparo al aire” que hacen pensar que o bien eran extremadamente torpes o bien tenían órdenes claras de disparar contra los subversivos.

Esos hombres deberían ser juzgados por los crímenes que han cometido. Si esto no ocurre, los demás seguirán pensando que pueden hacerlo y que siguen estando protegidos por el Estado (y esto es lo que está ocurriendo).

¿Cuándo y dónde se va a estrenar la película? ¿Será posible verla próximamente en Almería?

Si todo va bien, la película se estrenará en el próximo invierno y después buscaremos la forma de organizar una proyección en Almería, así como en otras ciudades de Andalucía.

Aunque ahora vives en Cataluña, has nacido y vivido en Andalucía y parece claro que mantienes fuerte interés por nuestra tierra. ¿Tienes en mente algún otro proyecto de trabajo que esté centrado en Andalucía y si es así, nos puedes avanzar algo?

Me gusta filmar en Andalucía porque el proceso de trabajo me permite viajar hasta allí a menudo, estar físicamente, tanto en la investigación como en el rodaje. De ésta manera, aunque de un modo temporal, sigo estando vinculada a esta tierra.

De momento tengo varios proyectos en mente y todos ellos se desarrollan en Andalucía. Están demasiado verdes como para adelantarme pero espero poder empezar a escribir uno de ellos cuando pase el verano.

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Este cortometraje forma parte del largometraje documental colectivo “69/78 Prescrit”, que ha sido encargado a cuatro directores jóvenes, todos ellos nacidos en democracia, en torno a algunos casos de impunidad durante los años de la transición.

Los cuatro directores son: Lluis Galter, Rubén Margalló, Maialen Sarasua y Pilar Monsell.

El título de la parte dirigida por Pilar Monsell será “Pan, Trabajo y Libertad”.

Publicado en Almería Rebelde, Agosto 2010.

(*) Gracias Kike!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s